jueves, 27 de diciembre de 2012

MÉXICO EL PRECIPICIO QUE SE ACERCA Y EL PRESUPUESTO DE HAMBRE



La orilla presupuestal antes de precipicio fiscal de Enrique Peña Nieto.

                            Humberto Aguayo Fuentes. 24 dic.

 Que tengan un próspero año nuevo y Feliz Navidad"

 

La diferencia entre el ingreso y el gasto en la economía nacional hoy puede ser un déficit que nos precipite a la crisis y la pobreza del pueblo de México; y alcanzar el equilibrio, la igualdad y la equidad entre el presupuesto de ingresos y el presupuesto de egresos, solo puede suceder en la administración actual en períodos muy cortos, y menos durante el ejercicio gubernamental de EPN. Lo más común será un déficit presupuestal pues las necesidades sociales son mayores en cantidad y calidad que el tamaño del ingreso fiscal disponible.

 

Durante años esto ha sucedió en México y bajo la influencia del sector externo se ha tenido que resistir la crisis mundial de la globalización económica y más de 22 años del proceso neoliberal de la economía.

 

El Presupuesto de ingresos se elabora con las variables conocidas y bajo su comportamiento esperado. Dichas variables son: La venta de petróleo crudo y manufacturas al extranjero, las remesas de dólares de braceros mexicanos, el superávit de la balanza comercial y los IMPUESTOS: IVA. Y EL ISR. Impuestos federales que impactan al consumo y a la producción respectivamente.

 

Hoy más que nunca es importante para el poder ejecutivo saber obtener ingresos respetando la ley de equidad de un impuesto y en general lograr una política fiscal eficiente “sabia”. Sin embargo el gasto público o el llamado presupuesto de egresos que deberá mostrar el verdadero rostro del gobierno en turno y el principio de justicia distributiva tanto como el logro del bienestar de la población en general.; Justicia para estimular a los sectores más necesitados de la economía y este bienestar determinado por la atención inmediata de los reclamos sociales o el pleno empleo.

 

 En los HECHOS, atendiendo a la importancia del Presupuesto de egresos, (el gasto y la inversión pública), hoy me refiero a la aprobación del mismo esta semana en la Cámara de Diputados de México. Esta fue como en “Olla exprés”… en lo general y en lo particular. Como si no existieran diputados economistas y ex gobernadores que saben la importancia y algunos hombres de experiencia administrativa que fueron del gobierno federal pues se aprobó por 460 votos y 10 de legisladores en contra, sorprendentemente con solo 46 “reservas”. ¡Sic!.

 

Otro HECHO es el Presupuesto de Egresos que resultó multibillonario (3.9 billones para 2013). Sin embargo no le dice nada al neófito  si no se hacen asociaciones y correlaciones del monto actual con el año anterior (el porcentaje de crecimiento fue de 1.3%;  38,160 millones más que 2012) y consecuentemente la proporción entre cada uno de los rubros a atender en materia de desarrollo económico y productividad tanto como atención a los programas sociales.

 

Otro HECHO real es que las relaciones entre el presupuesto del 2013 con el 2012 demuestran una disminución en los presupuestos de la SEGOB, la SHyCP, Energía, y la S. de la función Pública. Sin embargo el fuerte aumento en el presupuesto para la Secretaría de la defensa, la secretaría de Marina y en la Seguridad Pública, define muy bien del interés que tiene el gobierno de EPN. Para enfrentar el crimen organizado  y el tráfico de enervantes.

 

Ahora veamos con mayor detenimiento el aumento del presupuesto en 2013 dado a los sectores sociales como son: La Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Salud, la SedeSol, y acertadamente a la secretaria del medio ambiente y recursos naturales (SEMARNAT) al igual que a la Sec. De Economía; Luego entonces, ¡Qué bien, fue aprobado pasando en fast track  por la Cámara de Diputados! otorgando a éstos el beneficio de la duda escribiré: “que sea para bien”.

 

Como corolario al análisis, apuntare: El Presidente tuvo razón en su iniciativa del día 13 y los diputados el día de ayer (21dic.) hicieron su papel de buena prospectiva económica. Pero siempre pensando en que la economía mexicana crezca el próximo año 3.5% y que la inflación no rebase el 3.1%, esperando también la buena exportación del petróleo a $$86.00 dólares el barril mexicano.

 

Y hago un reclamo: Son los grandes empresarios  los que evaden impuestos, y los inversionistas extranjeros deben cooperar para no mermar el ingreso público. Y una advertencia: Estamos entonces ante el probable endurecimiento de la política impositiva del nuevo gobierno federal pero solamente en contra de los contribuyentes cautivos, contra los empresarios pobres y el noble consumidor. Igualmente se ve venir contra la economía informal –el ambulantaje- Ya veremos.

...Y sin embargo lo importante de un buen gobierno es, la CONFIANZA Y LA ESPERANZA del pueblo en que se cumpla un anhelo fundamental: El BIENESTAR.