sábado, 8 de enero de 2011

TAMAULIPAS UN HORMIGUERO, CAMBIÓ DE PATRÓN

TAMAULIPECOS, CAMBIAMOS PATRÓN Y ¿... LUEGO?

Seis días ha vivido Tamaulipa s enun hervidero de burbujas yendo y viniendo, así parece auténticamente un cuento color de rosa, la verdad es que se trata de un hormiguero en efervescencia después de un pisotón de gigante con zapatos siete leguas; Tardado en dar acuerdos y armonía al suceso coyuntural dejó de atar hilos entre los que se van y los que se quedan.
A tal grado se puede haber complicado el estado de gobernabilidad que para los próximos días empezando por el magisterio, y seguido del sector salud, el hormiguero está alborotado. El instituto Tamaulipeco para la cultura y las artes y el instituto tamaualipeco para la vivienda serán los próximos sectores sociales en estallar -¿Está enterado en verdad el Gobernador de Tamaulipas que estos dos institutos francamente autónomos en su financiamiento, se encuentra en manos de dos personas que son esposos? - pues bien, entre magisterio y salud hasta las artes y la vivienda, se puede encontrar la brecha que ha dado a conocer el perfil político de el HORMIGUERO ALBOROTADO que es el territorio tamaulipeco con el hoyo en Cd. Victoria, considerada el ombligo de Tamaulipas.
¿Encontró el Gobernador algún obstáculo para dejar amarrados los enlaces de la sucesión gubernamental?, faltó tiempo o simplemente nadie le dejó hacer lo suyo? habremos de ver entonces un conflicto social que abre las puertas al crimen organizado pues a rió revuelto ganancias de pescadores rima un adagio muy popular por el noreste de México.
Ante una situación de tal envergadura tendríamos que saber que pasará al ciudadano común que tiene miedo de andar por las calles cuando lleva a sus hijos a la escuela, o asiste a las escuelas de educación media y superior, y si no confía en la asistencia social, que hará cuando tenga que buscar nuevas formas de atención a su salud?, puede decirse que la cultura y las artes estarán mas cerca de un Kairos que no de un Cronos, y que su vivienda tendrá largo rato mas piso de tierra que de cemento o habrá un simple remojo en sus paredes.
Tenemos que levantar la voz para que en cualquier rincón de Tamaulipas se sepa que ya no se debe permitir improvisación ni habilitación de personajes grises al frente de institutos que de por si tienen muchos millones en sus bolsillos mismos que mucho hacen falta a la población desposeída.
Ojalá que se recapacite, y tengamos un inicio de sexenio gubernamental como nos merecemos en nuestro querido estado. Convulcionado como un hormiguero tapado el agujero.